Preservación de la fertilidad

Hasta hace unos años la preservación se solicitaba casi exclusivamente para pacientes oncológicos o con patologías médicas que requerían tratamientos que suponen un riesgo de pérdida de fertilidad, a la vez que obligan a  retrasar la consecución de un embarazo.

Cada día son más las mujeres que retrasan su maternidad, pero la fertilidad de una mujer no es ilimitada, y a partir de los 35 años desciende de forma importante tanto el número de los óvulos como la calidad de los mismos. Esta pérdida en cantidad y calidad de óvulos no tiene tratamiento.

Vitrificación de ovocitos

Se trata de una técnica de criopreservación, una congelación ultrarrápida, mediante la que se pueden conservar por tiempo ilimitado los óvulos en buen estado, a -196 °C, hasta que la mujer  decida utilizarlos para intentar conseguir un embarazo.

La tasa de éxito depende de la edad a la que se congelen o vitrifiquen los ovocitos ya que a mayor edad es peor la calidad ovocitaria.

Fases de la preservación o vitrificación ovocitaria

Al igual que el resto de los procedimientos de reproducción asistida requiere una primera visita en la que se realiza una anamnesis detallada y una exploración y ecografía ginecológica.

En esta primera visita se solicitan los estudios necesarios (Análisis de sangre: AMH, serologías, Hemograma y coagulación) y se explican todas las fases del proceso.

En una segunda visita se establece el tratamiento adecuado para la paciente .

  • La primera fase una estimulación ovárica mediante hormonas autoadministradas por la paciente,  que habitualmente se inicia en los primeros días del ciclo y dura unos 10-12 días. Esta estimulación ovárica requiere varios controles ecográficos en consulta. Cuando comprobamos que el número y el tamaño de los folículos es adecuado se indica una medicación que desencadena la ovulación.
  • La segunda parte es la punción aspiración folicular bajo anestesia que se realiza en quirófano para obtener los ovocitos.
  • Las frases siguientes son las que se realizan en laboratorio: vitrificación opositaría y conservación de los óvulos congelados en tanque de nitrógeno por un tiempo indefinido.

Cuando llega el momento del uso de estos ovocitos se procede a su desvitrificación (supervivencia superior al 90 %) manteniendo estos óvulos las características del momento en el que se preservaron. Se fecundan, se obtienen embriones transfiriendo uno de ellos al útero de la mujer que ha debido realizar un tratamiento para preparar el endometrio, el proceso es sencillo.

Los embriones sobrantes de buena calidad son críopreservados para su uso futuro.

¿Podemos ayudarte?

Si quieres conocer con detalle todo nuestro trabajo en tratamientos y técnicas reproductivas, visita nuestro área de Reproducción Asistida.

Si tienes dudas o consultas sobre nosotros, nuestros servicios o cualquier cuestión, no dudes en preguntarnos.

Colaboran:

¿Quieres solicitar una primera consulta?